El entrenamiento de Social Trending en mi día a día.

Aquí estoy escribiendo nuevamente para ustedes, llegando a los 3 meses de entrenamiento para ser Community Mánager y continuar trabajando, pero ahora con herramientas nuevas y que desconocía pero que sin lugar a dudas desde ya me son de gran utilidad. En mi publicación anterior ya les comenté lo que significó para mí Entrenar para aprender, en esta oportunidad les compartiré qué fue lo que aprendí en Social Trending, pero sin entrar en detalles, sino de manera personal.

Desde hace ya 7 años pertenezco a una Asoc. Civil llamada ALCEMTRAR (fundada en 1993), en ella he aprendido mucho y he aportado mi granito de arena basado en mi área de trabajo y en mis conocimientos “tecnológicos”, y ha sido completamente maravilloso lo que hemos logrado en 3 años desde que decidimos “evangelizar en las redes sociales”, transmitiendo en directo las diversas actividades que se realizan en la Diócesis de Barinas, catequizando y cubriendo las noticias de la Iglesia Católica de una forma más amena.

No ha sido fácil pero tampoco imposible, ya que el tema religioso es algo polémico, muy parecido a la política, pues todos tienen un punto de vista diferente y cada quien siempre quiere tener la razón, pero eso no nos detuvo y no nos ha detenido hasta ahora. Pero quienes me conocen saben que yo no podía dejar pasar la oportunidad de mejorar el trabajo que venimos haciendo desde hace 3 años poniendo en práctica lo que he aprendido en estos 3 meses de entrenamiento.

A parte de ALCEMTRAR, también mis técnicas estudios han mejorado, mis compañeros de clase se sorprendieron cuando anuncié que mi tesis sería en Redes Sociales desde el punto de vista de un Ingeniero de Sistema, “Lo que hace el cursito ese” dijo mi tutor Jorge Zamudio con una amplia sonrisa en su rostro, ya que el concepto que le planteé es innovador en Barinas.

En mi oficina mis compañeros de trabajo tampoco se escaparon del Efecto Entrenamiento, me han ayudado a realizar los Vine, me prestaron sus celulares cuando fui víctima del hampa y puse en práctica “tácticas” aprendidas en Social Trending en las redes sociales de la oficina, tácticas que guardo con gran recelo y no comparto.

En mi vida personal no podía faltar el efecto entrenamiento, también he aplicado técnicas para mejorar mis redes sociales personales y ahora me gusta ser bloguera. Aquí les dejo mi blog para los que después del entrenamiento quieran seguirme la pista >>>  “Una que otra Grillada”.

Al principio del entrenamiento me asignaron como pareja a Carlos, juntos conformamos el equipo A2 y trabajamos de manera excepcional, yo falté a la primera clase y él me contactó, me puso al tanto de todo y nos pusimos a trabajar cumpliendo las tareas asignadas, nos dividimos el trabajo, nos organizamos y seguimos los mandatorios, nos regañamos (yo más a él que él a mi, gracias a la Disciplina con la que me gusta trabajar) y así trabajamos juntos, el me apoyó siempre con las redes que yo no podía cubrir por no tener un celular apropiado y nos destacamos. Luego de que nos separaron no perdimos el contacto y seguimos ayudándonos en la actividad grupal “Cobertura Móvil”, hoy me siento tan contenta y orgullosa de él, ya que el alumno superó al maestro pero lo más importante es la estima y la amistad que logramos. Y le agradezco su apoyo nuevamente, ya que gracias a él y su motivación hoy ustedes están leyendo esto.

Hoy es mi último día de programación de contenido y me despido de Social Trending con un gran sabor de boca, satisfecha por todo lo que aprendí y complacida por todo lo que aporté y más que eso, me voy agradecida con los tutores e instructores por todas las emociones que me hicieron sentir en estos 3 meses. Agradezco a mis compañeros de entrenamiento con una ovación de pie, ellos causantes de risas a granel y apoyo incondicional, para ustedes: “aplausos querido público”.

 

Dain Grillo

 

Anuncios

Entrenamos para aprender. Aprendemos para entrenar.

La palabra ¡Postúlate! los atrajo a un entrenamiento que a simple vista parecía sencillo por tratarse de un tema familiar como son las Redes Sociales. Pero lo que no sabían, era que al formalizar la inscripción, se adentrarían en una aventura que explotaría su creatividad, su paciencia y alimentaría sus conocimientos, cual reality show, pero en el mundo 2.0 para obtener el premio de convertirse en Community Mánager.

Tal vez exagero al compararlo como un reality show, y no lo hago en forma de burla, al contrario, ya que el entrenamiento de Social Trending te capacita en tiempo real, en situaciones reales, con clientes y usuarios reales, en pocas palabras, te enseña las herramientas para ser un Community Mánager trabajando como un Community Maganer.

Hace poco los integrantes del entrenamiento tuvimos que agruparnos virtualmente para organizar una cobertura móvil, y en ese trabajo me percaté que no era la única que “sufría” entregada en cuerpo y alma al entrenamiento ¡Que Alivio! Y ojo, utilizo la palabra sufrimiento no como sarcasmo, ya que cuando te apasiona algo si no te sale como esperas “sufres” las veces que sean necesarias hasta conseguirlo.

Lágrimas, desesperación, ganas de renunciar, desvelos, ojeras, bocadillos nocturnos, grupo de chat, largas horas de conversaciones telefónicas, apuro, risas, anécdotas, aprendizaje, retroalimentación, agotamiento, lectura, interacción y compañerismo son unas de las tantas cosas que también se obtiene en el entrenamiento de Social Trending. Particularmente agradezco a Carlos, Alejandro, Betty, Doris, Dulce, Engely, Fiorella y Mary por todo lo compartido hasta ahora, además, agradezco a la instructora y a todos los tutores que nos han brindado conocimiento y nos han metido corriente para que hagamos las cosas como deben ser.

Solo me resta recomendar el entrenamiento y ahora que entramos a la recta final, vienen las métricas, estadísticas y el cierre, se de sobra, que además de estresarme y luchar con Murphy aprenderé mucho más para finalizar con la satisfacción de decir ¡Lo logré, entrené para aprender y aprendí para entrenar!

Entrenamos para aprender. Aprendemos para entrenar.
Entrenamos para aprender. Aprendemos para entrenar.

Dain Grillo.