Redes sociales… ¿y si saturamos el medio?

“El primer día se crearon las redes sociales y el segundo llegaron los spammer”

“De lo bueno poco” reza un popular adagio. “Cuanto más mejor” afirma otro. Estas premisas, sin embargo, son discutibles cuando se trata del manejo de contenidos en Social Media, donde la medida del éxito depende más de la calidad que de la cantidad.

Saturar las redes sociales con el objetivo de ganar notoriedad entre tus seguidores, puede voltearse en tu contra y lograr que seas visto como un spammer. Y con esto, posts realmente valiosos pueden perderse en esa maraña de actualizaciones que tú mismo generas.

¿Quieres agotar a tu seguidor? Postea sin parar

Enrique Tierno Galván, sociólogo español, solía decir “que era preciso leer como beben las gallinas, un rato con la cabeza agachada y otro, levantada para reflexionar y asimilar sobre lo que se ha leído”.

Pensando un poco en  esto, abogamos por una estrategia de redes sociales bien pensada donde le damos al lector/seguidor tiempo para digerir lo que les planteamos y le sorprendemos de tanto en tanto con información útil y de valor.

En un interesante artículo publicado en TIMES por el director de la empresa proveedora de datos reales ChartBea se lee que “no hay relación entre la cantidad de contenido compartido en las RR.SS. y el contenido que es realmente leído por los visitantes a tu página o blog”.  Es por ello que las técnicas de marketing, cada vez más, se están orientando a conseguir retener la atención de la visita. En este sentido jugar con el espacio de tiempo entre los contenidos es fundamental, pues un lector que se siente abrumado por la cantidad de actualizaciones difícilmente tendrá oportunidad de valorarlas debidamente.

Entonces..¿Qué debemos hacer?

El sentido común del Community Manager dicta que es importante definir una estrategia adecuada para el contenido. Planear el número de actualizaciones o posts teniendo en cuenta las características del target y la imagen de marca que se desea construir. Compartir en las RR.SS significa que recomendamos aquello que hemos leído y debido a su calidad pensamos compartirlo con nuestros seguidores. No solo postear en cantidad para generar visibilidad, sino generar interacciones de calidad aunque sea con menos frecuencia. Se juega la reputacion online de la marca, y eso, no es cualquier cosa.

“Ni muy muy ni tan” , si Aristóteles dice que la virtud consiste en saber dar con el término medio entre dos extremos, nosotros le creemos. Claro, es Aristóteles.

No nos despedimos sin dejarte nuestra lectura recomendada para tu #Bibliomedia donde aprendemos sobre lo “repetido es aburrido” y “yo conmigo mismo” en este interesantísimo post de Antonio Painn.

Nos leemos pronto.

 

¿Qué hacer cuando la creatividad se va de paseo?

Un Community Manager debe ser una persona creativa, con capacidad de escribir de mil maneras sobre un mismo asunto, pero como todo humano en algún momento puede soltar un ¡aaah! , implorando desesperadamente ese talento creativo que se fue de paseo un rato y en su lugar dejó una pantalla mental en blanco, ¡Ups! ¿y ahora qué hago?.

 

Esta es una situación con la cual más de un profesional de las redes tendrá que lidiar en varios momentos de su día a día y, aunque no se va a una escuela de creatividad, nada mejor que escuchar otras experiencias y mirar si podemos tomar algo de ellas. La community managers @MarianliSuarez, entrenada en la III cohorte del Entrenamiento #SocialTrending apunta que es importante pensar en generar empatía con el público de la marca o producto para el cual se genera contenido. Además recomienda conocer todos los detalles de la marca y que de esta manera todo el contenido surgirá más fácil.

 

La imaginación es fundamental en esto, pero ¿será suficiente con sólo potenciar el imaginario?, en este punto @MarianliSuarez piensa que es aconsejable preguntar a personas conocidas o familiares lo que opinan sobre la marca y así tener otra perspectiva. Buen punto para recordar en momentos de crisis creativa ¿cuál es la percepción de tal persona?, y a partir de allí generar nuevas ideas.

 

Además para que fluyan esas creaciones, tal y como recomienda la psicología, es vital que el community managers se sienta atraído y verdaderamente motivado por el trabajo que hace y la marca o producto para el cual genera contenido. Muchas veces implica también esforzarse y ser constante en la planificación, en lugar de apelar a las momentáneas inspiraciones. Además hay que sentirse arriesgado, cual personajes de películas, para salir de la zona de tranquilidad y apostar con valentía a las ideas que han llegado.

 

Finalmente husmear en la competencia o en la técnica exitosa de otras marcas también puede disparar ese impulso innovador y auténtico cuando la creatividad decide pasear.

 

@VEmperatriz